Entrevista en Indie Cine

Me entrevistaron por los cinco años de VideoFlims. Dije esto: 

¿Cómo surgió la idea de VideoFlims? ¿Cómo arrancaron?

VideoFlims surge desde la necesidad de mostrar películas que antes no tenían llegada. Emerge, también, a partir de una falencia de mercado: el cine verdaderamente independiente fue, en forma sistemática, menospreciado. No teníamos idea de nada y, aún así, nos mandamos en un mercado que desconocíamos. Así, VideoFlims, con su prepotencia de trabajo, intentó, intenta e intentará poner al cine emergente en un lugar de importancia. Aparecimos de forma inconsciente, autoeditando nuestras propias películas, pero con el tiempo nos fuimos profesionalizando y armando una propia red de distribución. VideoFlims, más que un sello, es la plataforma donde obramos como gestores culturales.

¿Cuales fueron sus primeras películas?

Los primeros títulos editados tuvieron que ver con nuestra propia coyuntura. Comenzamos sacando nuestras películas (las de Fomento Producciones, por ejemplo) y las de amigos (FARSA Producciones, Paura Flics, etc). Paulatinamente se fue acercando mucha gente y así se fue conformando el catálogo. En los primeros títulos hay algunos hoy discontinuos como la webserie Plan V y Sádica 3 de Pablo Marini (director de 2 Locos en Mar del Plata y miembro fundacional de VideoFlims). Además, sacábamos compilados con cortos –los recordados Uy Qué Loco!- con los cortos de Esteban Rojas, César Barrangou, SARNA Producciones y varios compañeros más.

¿Cual es el criterio de selección de las películas a editar?

Para que editemos una película debe ser, fundamentalmente, entretenida. Tenemos una línea editorial que se basa en un postulad: si nos gusta, la editamos. Miramos, claro, cómo se ve, cómo se escucha, si está bien actuada, si los rubros técnicos son correctos y tal pero, sobre todo, el pulso está en el ritmo: si nos entretiene, nos garpa. En general, nos seduce el cine de género, las convenciones, el cine fantástico, los mecanismos narrativos del cine clásico y los guiones dinámicos que cuentan historias.

¿Cuales son las dificultades con las que se enfrentan en el día a día?

Las dificultades son varias, pero nos las bancamos. Como VideoFlims es un proyecto que no da plata, todos trabajamos de otras cosas. Entonces, hay cosas que nos cuestan. Minucias del cotidiano como demorar reposiciones, pagar las cuentas y tal. Y nos cuesta, sobre todo, en lo humano. Es difícil consolidar grupos cuando el sacrificio es tanto y tan poco el oro. Igual, pese a todo, considero que VideoFlims es un proyecto exitoso. Pobre, pero existoso. Estamos inmersos en un sistema donde se pondera al éxito en tanto guita. Y no, nosotros no tenemos un peso y somos exitosos igual. ¿Por qué? Porque de la nada generamos una movida enorme, hicimos muchísimo ruido, generamos lazos, viajamos un montón y, sin antecedentes ni siendo empresarios ni teniendo estudios afines, editamos unas 70 películas argentinas. Películas que, sin nuestra existencia, sería imposibles conseguirlas en DVD. Por otro lado, la batalla contra Internet ni la emprendimos: subimos nuestras propias películas a Internet, nos autopirateamos. Fue, a otra cosa. Igualmente, pese a todas las tribulaciones posibles, le ponemos el pecho: así es tener un proyecto independiente. Tiene muchas cosas buenas, algunas no tanto, pero siempre hacemos la nuestra.

¿Se puede conseguir alguna de sus pelis en Rosario? 

Oficialmente no tenemos ningún punto de venta en Rosario. Sin embargo, si se juntan varios amigos y nos piden un par de películas, podemos enviárselas por correo, que es lo que habitualmente hacemos con todo el país. Para eso, pueden escribirnos acá: ventas@videoflims.com.ar

¿Cuales son los planes a futuro para VideoFlims?
 


Fundamentalmente, seguir bancando a las nuevas generaciones. Embarrándonos las patas en busca de nuevas gemas, de proyectos jóvenes que anden con ganas de hacer ruido. Nos interesa mucho la cuestión generacional: donde haya pibes filmando cosas divertidas, allí estaremos nosotros para hacerles el aguante. El contrato con nosotros mismos, en ese sentido, es muy sólido. Por otra parte, tal vez en un momento, por un tema de obsolescencia, dejen de aparecer los DVDs y los formatos físicos en general. Igual, estaremos en la forma que mejor nos sale: de gestores culturales. Porque eso, en algún punto, es lo que más somos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada